AdeS

Es un alimento de soya, 100% natural, rico y nutritivo, que aporta a tu cuerpo las vitaminas, proteínas y minerales, que contribuyen al natural desarrollo del organismo humano.

 

Elaborado con semillas de soya, no transgénicas, enteras y seleccionadas, AdeS no requiere el uso de conservantes artificiales, ya que se elabora en envases asépticos.

 

Al ser de origen 100% vegetal, los productos AdeS no contienen colesterol ni lactosa. Es así como AdeS se constituye en un complemento ideal, en el marco de una alimentación variada y completa, para satisfacer las recomendaciones nutricionales. AdeS se produce en tres deliciosas variedades reformuladas con más vitaminas y minerales: AdeS Natural, AdeS Frutales y AdeS Frutales Light.

 

Cuáles son los beneficios de AdeS

 

AdeS es una alternativa saludable que aporta al organismo:

 

Proteínas de soya de alta calidad
Vitaminas y minerales, debido a su fortificación

 

La relación calcio/fósforo de AdeS Natural es igual a 1, que es la proporción recomendada para una adecuada absorción de calcio. Las nuevas formulaciones de AdeS presentan ácido ascórbico (Vitamina C), que es un facilitador que favorece la absorción de hierro, aún en presencia de factores inhibidores, tales como los filatos.

La soya es una legumbre que contiene una mayor cantidad de proteínas. Su proteína es de alta calidad, ya que entrega todos los aminoácidos esenciales necesarios para el buen funcionamiento del organismo. El tipo de aminoácido contenido en esta proteína se asemeja al que se obtiene de una fuente proteica animal de alta calidad.

 

A ello se agrega que la soya es una fuente de isoflavonas, un tipo de fitoestrogenos, asociados con numerosos beneficios para la salud por sus propiedades antioxidantes y su suave actividad estrogénica. El consumo periódico de alimentos que contienen soya o productos derivados de ella, ayudan a disminuir el riesgo de enfermedades crónicas, tales como la osteoporosis, cáncer a las mamas en la mujer y cáncer prostático en el hombre. Además, el consumo de soya ayuda a protegerse de las enfermedades degenerativas derivadas del stress oxidativo.

 

¿Cómo llega la soya a Occidente?

 

La construcción de rutas comerciales marítimas y terrestre en Asia facilitó la llegada de la soya a Japón, Corea y el sureste del continente asiático. Posteriormente se introdujo en Europa y más tarde, en 1904, en Estados Unidos. Fue en este mismo año que el investigador George Washington Carver realizó los primeros estudios sobre la soya, dando las bases para identificarla como una valiosa leguminosa fuente de proteínas de buena calidad.

 

El cultivo de la soya

 

La soya es originaria de China, sin embargo hoy en día se produce el 50% de la soya mundial en Estados Unidos y solo un 10% en Asia.

 

En el país del norte es el tercer grano más cultivado. El cultivo de la soya se inició a nivel comercial en los Estados Unidos durante los años sesenta y, a partir de ese momento, se identifico que este grano proporcionaba aceite comestible de excelente calidad y era un magnifico alimento para el ganado y aves de corral. También Brasil y Argentina son países que han avanzado en su producción.